8 de octubre de 2018

Mención de Honor en Montphoto 2018.




    Pocas veces me ha dado más alegría ir a un concurso de fotografía a recoger un premio. Y es que en este caso la alegría venía dada porque mi hijo Bruno recogía un merecido premio en la categoría joven de Montphoto. Con 9 años fue capaz de hacer el seguimiento en vuelo (sin trípode) a un busardo ratonero en el cabo Ortegal. Todo ello con una cámara que pesa un quintal y con una distancia focal de 600mm. Los que manejan estas cámaras ya saben de lo que hablo… 


La pasión por las cosas que nos emocionan nos llevan a ser capaces de hacer esto y muchas otras cosas. Enhorabuena hijo, me has hecho muy feliz. Por mi parte me llevo una Mención de Honor en la categoría Actividad en montaña y un segundo puesto en la misma categoría en AEFONA, que no está nada mal.


En cuanto a la organización del festival Montphoto, con Paco Membrives al frente poco se puede decir que otros compañeros no hayan dicho ya, todo perfecto. Acudir al festival es una gran oportunidad para reencontrarse con amigos, conocer en persona a fotógrafos con los que te relacionas por las redes sociales y conocer a nuevos fotógrafos. Las ponencias y talleres son otro punto fuerte del Festival. Gracias a Montphoto por el esfuerzo que dedica a los jóvenes, la cantera y el futuro de la fotografía de naturaleza. Acudí al taller de Tino Soriano, da gusto escuchar a un fotógrafo que no solo sabe hacer grandes fotos, si no que es un excelente comunicador. 
Enhorabuena a todos los finalistas, ganadores de categoría y especialmente a Miguel Rubio por el premio absoluto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario


Comenta lo que quieras...